El Entierro de San Sebastián

Alejandro Ferrant y Fischermans (Madrid, 1843-1917)

(Óleo sobre lienzo, 303 x 428 cm)
Pintado en 1877, durante su estancia en Roma como pensionado del Gobierno español, El entierro de San Sebastián supone una renovación en la interpretación del género religioso en pintura, en el que los personajes sagrados, alejados del prototipo melancólico y sensiblero que tanto gustaba a ciertos sectores de la sociedad de su tiempo.