Catacumbas y Basilica de S. Sebastián (Roma) Italia

En este lugar se encontraron las primeras tumbas cristianas. Se las conoce como catacumbas por el nombre del valle donde fueron excavadas.

En la basílica, uno de los siete destinos de la peregrinación a Roma, está enterrado San Sebastián.

Ocupan cuatro niveles diferentes, como las de San Calixto. Las salas más importantes están decoradas con pinturas, que datan de los primeros años del cristianismo, grafitos, estucos y mosaicos.

En la primera capilla de la izquierda, en la iglesia barroca, hay una estatua de suave mármol blanco que representa a San Sebastián con heridas de flecha. Es una escultura de Antonio Giorgetti proyectada por Bernini.

La escalera adyacente baja hasta la cripta del Santo. Sus reliquias descansan en una urna.

En la capilla absidal de la derecha encontramos restos de otros santos, la piedra donde Jesús dejó su huella tras el encuentro con San Pedro, las flechas que hirieron a San Sebastián, la columna donde se cree fue martirizado y las manos de San Calixto y San Andrés. Todas estas reliquias han sido veneradas por los peregrinos durante siglos.

Nadie sabe el lugar exacto donde estuvieron enterrados los apóstoles San Pedro y San Pablo.